Alquiler con opción a compra: ventajas y desventajas

Ene 27, 2015 | Sin respuestas

El alquiler con opción a compra es una alternativa para muchos propietarios e inquilinos que, en este momento, no pueden optar por la compraventa. Pero ¿qué ventajas e inconvenientes supone para ambas partes?

Ventajas

– Para el propietario, el alquiler con opción a compra puede suponer darle una salida rápida a la vivienda en un momento difícil del mercado, sin tener que renunciar a la venta. Una forma de ganar dinero desde el primer día y asegurarse la venta o, de lo contrario, quedarse con la prima (si se estableció en el contrato).

– Para el inquilino, este tipo de contrato supone invertir el dinero destinado al alquiler en una futura compra. De esta forma, el precio final del inmueble va disminuyendo hasta que llegue el momento de solicitar una hipoteca, sin tener que ahorrar al margen de la renta del alquiler.

– Por lo general, a la hora de acceder a un crédito hipotecario las entidades bancarias ven con buenos ojos que el solicitante del préstamo ya haya estado pagando una parte de este.

– El inquilino, puede decidir comprarlo en cualquier momento, aprovechando las ofertas de financiación que haya en ese momento.

– El propietario, como arrendador, podrá seguir beneficiándose de las ventajas fiscales por alquilar y estar protegido de impagos si incluye en el contrato una cláusula que penalice al inquilino con la pérdida de la opción a compra y, por lo tanto de la prima, en el caso de retrasos en el pago.

Desventajas

– Al congelarse el precio de venta del inmueble en el momento de firmar el contrato, tanto propietario como inquilino pueden salir ganando o perdiendo en el momento de la compraventa, según la variación de los precios de mercado.

– Si llegado el momento el inquilino decide no comprar, el propietario tendrá que adaptar el precio de la vivienda a la situación actual del mercado, pudiendo haber perdido tiempo y dinero. Sin embargo, si se ha establecido una prima inicial, podrá quedarse con ella como compensación.

– De entrada, el propietario no se lleva el dinero de la venta, teniéndose que conformar con la renta mensual hasta que el inquilino se decida a comprar. Además, no puede vender el inmueble a otra persona mientras el contrato con opción a compra esté vigente.

Fuente: www.fotocasa.es

Enjoyed this Post? Share it!

Compartir en facebook Tweetear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *